21
Ago

Confía en mi, soy piloto de Drones.

Poco más de 3 años han pasado desde que volé por primera vez un drone de filmación aérea. Recuerdo haber estado nervioso, resultan una buena cantidad de miles de pesos en el aire después de todo, y la gravedad pudo hacer de las suyas.

Respiré, me concentré, y recurrí a las técnicas milenarias aprendidas durante décadas al jugar video juegos. La lógica del movimiento y desplazamiento de un drone, puede compararse, en cierta medida, con aquellos vuelos virtuales de naves supersónicas en medio de misiones intergalácticas, donde la vida de algún planeta estaba en peligro y podía terminar pulverizado cual típica explosión interestelar idealizada por George Lucas. En fin, el haber concluido con éxito los desafíos de Star Fox, hicieron de mi, un piloto de drones, bueno, al menos eso quiero pensar.

El primer equipo que puse en el aire fue el popular Phantom 1 de DJI, un aparato ágil, liviano, rápido, amigable e innovador, precario en cuanto a grabación de video aéreo se refiere, la tecnología no fue tan generosa con el, su tiempo de vuelo resultaba insuficiente, sus baterías se esfumaban en tan sólo 5 min, sin embargo, podríamos considerar que resultó un punto de partida, DJI desde ese momento marcó el ritmo, sus ingenieros poco a poco fueron abriendo camino para la grabación de video digital desde grandes alturas.

DJI Phantom 1

DJI Phantom 1

El vuelo asistido por GPS facilita el control de estos surcadores del viento, ahora pueden ser utilizados en interiores, ya que recientes modelos, fueron equipados con sensores que detectan patrones en el suelo y generan puntos de anclaje.

La aventura es interminable con estos cuadricópteros, sus alcances y desarrollo han hecho diferencia en la producción de video moderna. Resulta una delicia la obtención de imágenes cuya realización, hasta hace algunos años, parecía imposible o de muy alto presupuesto.

Así es como quien escribe, no sólo se siente orgulloso de pertenecer a la generación de los video juegos, de haber librado batallas entre estrellas y galaxias lejanas a bordo de una nave espacial, también se siente orgulloso de pertenecer al grupo y generación de los primeros pilotos de drones de filmación aérea en México, de ser, uno de los primeros productores de audiovisuales del país, en incorporar esta maravillosa tecnología en su trabajo.

Disfruten de las fabulosas imágenes que producen los drones y sus respectivos pilotos, es un arte, una aventura, es volar.

Trust me, I´m a Drone Pilot.

 

Bruno Meza. Director.

@Bru_Meza

bruno@soyrender.com

 

 

Comments ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.